jueves, septiembre 14, 2006

Treceavo Soneto: La Compasiòn


La mayor humillación que un Ronin puede inflingir
A un enemigo o a cualquier rival es sentir compasión por el,
Porque en el espíritu de la batalla el evitar el enfrentamiento
Es señal de debilidad de inferioridad y huir del combate
Es algo que ningún Ronin o guerrero evita.

El combate es fluir vivir es vibrar es ser uno con el universo
Mientras que el huir es muerte estancamiento es dejar
Que las cosas no progresen sino que se pudran
Por esa razón el Ronin no siente piedad por nada ni por nadie
Sentirla es humillarse y humillar.

No hay comentarios.: