jueves, enero 24, 2008

::XVI - La Confusión::



Un ronin
Camina con los ojos cerrados
Cruza puentes con sus rodillas
Y come sin abrir la boca

Él sabe
Que en la madre esencia
Es donde se encuentran todas las cosas
Y habita lo confuso
En equilibrio con la existencia

Por eso
El ronin no se afana para entender
El simplemente sabe
Retirándose sin explorar

No pasa su vida descifrando
Porque sencillamente
Él entiende sin verlo

Por esto
El ronin cruza los caminos
Y sus pies no se ensucian
Sus ropas y piel no se desgarran
Y su corazón se hace blando
Aun más que la dura piedra

El ronin no camina en la confusión
Él la atraviesa por completo con su espada
Con saberlo

Por eso
La muerte no lo sigue a todas partes
___

::Ed::

lunes, septiembre 24, 2007

Quinceavo Soneto: El Origen


El ronin nace y surge en la muerte

Al morir su Shogun al perder su honor y su estatus,

Él como el ave fénix baja a los infiernos y renace transformado.

En este proceso el adquiere todo aquello

Que después serán sus características propias,

Libertad, honor personal, identidad única,

Y sobre todo respeto por la vida.

Al ser un experto en tomar vidas

El las aprecia con mayor respeto

Que aquellos que no saben el valor de una vida.

El ronin no toma vidas innecesariamente,

El no es un asesino mercenario,

El al contrario puede usar su espada para herir

Y por supuesto que esto si lo hará frecuentemente

Causando heridas dolorosas,

Por supuesto siempre motivado por un propósito digno

Pero solamente en el honor del combate frente a su ENEMIGO,

El finalmente desenvainara su espada con honor y placer

Y en el furor de la lucha sin cuartel, morirán juntos los dos.